26 de agosto de 2015

NECESITO VIVIR INCENDIOS




Lo voy a reconocer, porque estoy harta de pretender que hay cosas que no son como realmente son. Al principio pensé que quizá así me lo acabaría creyendo y que todos mis problemas (y con míos, me refiero a muy míos, de esos que solo existen en mí) se esfumarían. Pero no, simplemente están enterrados, y de vez en cuando se escapan y me desmontan.

En fin, voy a reconocer que, por poco que te guste, y por poco que me guste, tengo miedo. Tengo miedo a no serte suficiente, a parecerte aburrida, o sosa, o con poca actitud. Tengo miedo a que yo y todos mis demonios te cansemos. Miedo a que pienses que tengo demasiado miedo.

Te aseguro que veo la inutilidad de la situación, porque al fin y al cabo soy consciente de que si aún no te has ido, por algo será, y que quizá es que todas estas cosas de mí, no me gustan a mí. (mí, mí, mí. Serás egocéntrica)
Pero bueno, aún sabiendo eso, cuando el miedo decide hacer su aparición estelar, no hay nada que pueda hacer.

Todo esto viene a que hoy he oído una frase que ha despertado un poco ese temor. Quizá le doy a las cosas más importancia de la que debería.
La frase era tan simple como "Yo necesito vivir incendios", lo que me ha llevado automáticamente a tus "Necesito sentirme vivo" que tantas veces me han dejado con cara de boba rematada intentando descifrar el caos que habita en tu mente.
Este tipo de cosas siempre me dejan un poco confusa, y supongo que por eso me gustan tanto. Me descolocan, me hacen pensar, me hacen sentir. Y creo que hoy he empezado a entenderte cuando dices eso.

Con todo esto, que hace rato que ha perdido el sentido, quería decirte que voy a hacerte vivir tantos incendios como pueda, que te voy a dejar sin aliento cuando menos te lo esperes, y descolocado. Te voy a hacer pensar y sentir como nunca lo has hecho. Voy a ser tu erizo de piel más intenso.
Y que si nunca dejo de serte suficiente, espero, de verdad, que encuentres una infinidad de cosas, y de personas, que te hagan sentir tan vivo como tu me haces a mí.


No dejes nunca de fabricar magia en tu corazón, porque es lo que más me gusta ver en tus ojos.

3 comentarios:

  1. Hola. Hoy has llegado a mí en forma de dos "me gustas". Ya ves, si sólo hubiese sido uno, probablemente no te hubiese hecho ni caso (a veces es tan rematadamente fácil darle al me gusta, o tan jodidamente difícil, que ya no sabemos que valor tiene realmente). Pero...es que han sido dos...y tengo que darte las gracias; pero no por eso ¿sabes? sino por haberme atraído hasta tu blog.
    Te soy sincera; sólo he leído "Necesito vivir incendios". Pero, te guardo, porque me ha encantado como escribes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias! Me ha hecho muy feliz leer tu comentario. Yo me he pasado por tu blog y por lo que he leído de momento me encanta! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Iris; nos iremos leyendo, entonces. Besos.

    ResponderEliminar