19 de octubre de 2015

MONDAY THOUGHTS #2 | Otro lunes




Por fin me puedo sentar, tomarme un te bien caliente y relajarme un poco, pero eso siempre conlleva acabar pensando, en ocasiones demasiado.
Lo malo de empezar la semana diciendo "otro lunes" es que te das cuenta de que aún no has llegado a ese punto de tu vida en el que has conseguido hacer de lo que más te gusta tu profesión para poder levantarte cada mañana con más ganas de las que le tienes a tu cama.

Tengo que reconocer que hasta hace poco mis sueños me saturaban. Tenía sueños para dar y regalar, de mil tipos y colores, y todos avanzaban en direcciones distintas con la intención de terminar uniéndose al final del camino. 
Quizá el concepto de soñar se está extendiendo de manera descontrolada. Ahora está de moda el tener grandes metas, ser muy ambicioso y no conformarse con nada menos de lo que hace que tu alma se mueva sin tener que arrastrarla. 
Sí, todo eso está muy bien, pero que yo sepa, nadie a llegado a ninguna parte soñando. Nadie te explica cómo ordenar tus sueños y convertirlos en una realidad, nadie te explica el trabajo y esfuerzo que eso conlleva. No, todos se limitan a decirte que tienes que tener grandes sueños, y allí lo sueltan y dejan. Y tú, que estás perdido en medio de tantos planes sin empezar, te vas quedando atrapado en esta utopía que no acabas de entender, y te sientes de lo más mediocre que ha existido nunca.

Supongo que parte de la culpa la tiene la manera en que funciona el mundo ahora. La mayoría de veces creemos que por ver cinco minutos de la vida de alguien que podríamos catalogar como exitoso, ya lo sabemos todo. Y, obviamente, queremos los mismo. Queremos su vida. Queremos ser ellos. 
Pero olvidamos que, generalmente, la gente solo enseña lo bueno. A nadie le interesa saber lo triste que estás hoy, o lo feo y gordo que te ves, o lo estresado y desanimado que estás. A nadie le interesa saber las horas que has consumido para llegar a tener todo lo que tienes.


El mundo sólo quiere feliz, bonito y fácil. O lo que es lo mismo, mentiras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario