9 de mayo de 2016

ESCÁPATE CONMIGO



Escápate conmigo. Lo digo enserio; ahora, aunque no lo tengas claro. Huyamos corriendo al lugar más remoto, recóndito y descuidado del planeta y montemos una casita de madera en lo alto del árbol más grande que ha habido nunca en medio de una nada. Llenémosla de velas y sábanas entre las que enredarnos. Y no me importa si aguantamos juntos dos horas, 3 días o unos meses, que nuestro mundo será tan grande como momentos hayamos vivido, y el tiempo no tendrá cabida en él. Seamos lo más etéreo, osado y vivo que ha existido. Piérdete conmigo. Creemos universos infinitos a partir de todo aquello que nos quite el aliento, las palabras, la consciencia. Todo lo que nos deje sonriendo absurda y estúpidamente por el placer que nos provoca aquello que no tiene por qué tener una explicación, ni lógica de ninguna clase.

Somos el sinsentido más grande que queda por escribir, el guión de una historia que no se ha contado y que jamás se contará, algo que quizá será lo único que tendremos, pero que sólo es nuestro.

Y si somos, en efecto, una droga, nos quedaremos extasiados en ese mundo que sólo aparece cuando estamos juntos. He intentado entrar en él sin ti un sinfín de veces, pero nunca lo encuentro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario