17 de junio de 2016

CARTA A MI PRIMER AMOR




Querido primer amor:
Ni siquiera sé cómo empezar esta carta, se me hace raro hablarle de amor a alguien que me hizo sentirlo en su mejor y en su peor versión.
No te voy a engañar, creí que después de ti jamás volvería a volar tan alto, que ni siquiera volvería a abrir las alas para levantar cabeza. Pensé que contigo lo había vivido todo, que ya no volvería a sentirme tan bien entre los brazos de otra persona, y que ninguna piel me sabría tanto a perfección como lo hizo la tuya.
Lo sé, tan positiva como siempre.
Pero qué quieres que te diga, nadie logra pensar con claridad si tiene el corazón latiendo entre hilo y aguja, al borde de estallar en mil pedazos.
Estuvo a punto de rendirse, ¿sabes? Estuvo a punto de dejarse romper, aún sabiendo que nadie estaría allí para recoger sus partes, que tu ya no volverías para darle cuerda, ni para hacerle sentir que tenía motivos para seguir luchando.

Mi mayor equivocación siempre fue querer entenderlo todo, necesitar un motivo lógico que me explicara por qué tu estabas perdiéndote entre sus piernas, mientras a mí se me desgarraba el alma intentando olvidarte.
Dicen que el tiempo lo cura todo. Yo no sé si a mí me curó de algo, pero sí que me enseñó que el amor se rige por el caos, no por la lógica, así que hay cosas que jamás llegas a entender, simplemente tienes que aprender a vivir con ellas.
El tiempo también me enseñó que no llegas a ser verdaderamente feliz con alguien si no has aprendido a serlo tú solo antes, que después de lo bueno siempre puede venir algo mejor, que las cosas empiezan y acaban por un motivo... y que el amor de verdad, cuando te das cuenta de que estás realmente jodido en el buen sentido, es cuando te gusta tanto una persona, que incluso te irías tú de su vida, antes que dejar que cambiara algo de su forma de ser, de todo eso que le hace ser magia sin saberlo.

Espero de verdad que algún día puedas sentirte como me siento yo ahora.

Un abrazo.

2 comentarios:

  1. Me encantó esta carta. No pudiste haber expresado mejor ese sentimiento. Fueron las palabras correctas.
    Felicidades y sigue escribiendo.

    ResponderEliminar
  2. Eso es como echarle las culpas a los demás por los conflictos característicos y temperamentales propios. Escribiendo íntimamente no se soluciona nada; tal vez ese intento de autojusticia se vuelva contra una

    ResponderEliminar